Copiadura: Valle de México sigue en el #semáforo rojo

Por Gallo Guerra

Que nadie se diga sorprendido. Que nadie se rasque las vestiduras. Se nos dijo y se nos advirtió y, con el permiso de ustedes, nos valió madre. Hasta el mismísimo pinche doctor Gatel, sí, aquel que buscaba «quédate en casa», se fue a dorar la epidermis e intercambiar fluidos con su amiga boliviana a las playas desnudista de Zipolite, Oaxaca.

Ahí están las cifras. Los números no mienten. Esta semana tuvimos al menos dos picos históricos en cuanto a contagios y decesos a causa de la Covid-19. Lo terrible es que los hospitalizados y fallecidos corresponderían a las reuniones (fiestas masivas, en algunos casos) por Navidad y Año Nuevo.

Esperemos, con el espanto necesario, las cifras que se nos darán por las compras de los Reyes Magos. Se nos dijo -se los repito-, se nos advirtió que no saliéramos de casa (pese a los malos ejemplos), y nos valió. Obviamos las recomendaciones sanitarias y ahí están los asegures.

La semana pasada, la industria restaurantera publicó una carta abierta a los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México en la que plantearon la posibilidad de que, al menos, otras 10 mil unidades cierren, uniéndose a las que ya habían sucumbido ante la pandemia con la consecuente pérdida de fuentes de empleo. Miles de ellas.

Y hoy, luego de tres semanas en semáforo epidemiológico rojo, los jefes de gobierno de ambas entidades han confirmado lo que ya era un secreto a soto voce, la crónica de otra semana anunciada. Sí señoras y señores, el que la hace la paga; en el pecado llevamos la penitencia. Nada de que pagan justos por pecadores porque aquí todos fallamos. Ahora, a aceptar las consecuencias.

El gobernador Alfredo del Mazo Maza informó que el Edomex permanecerá una semana más en semáforo rojo para disminuir el ritmo de contagios. Subrayó que la entidad tiene una ocupación hospitalaria del 83 por ciento, con 3 mil pacientes hospitalizados por COVID-19.

Del Mazo señaló que en el estado se trabaja para aumentar la capacidad hospitalaria y se realizan diariamente 12 mil pruebas para detectar oportunamente a personas contagiadas, por lo que, afirmó, es momento de priorizar la salud de las familias mexiquenses.

Por su parte, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, ofreció una conferencia virtual en la que, primeramente, dio los datos actualizados sobre el COVID-19. Estos reflejan: 354 mil 011 contagios, 22 mil 897 defunciones y 6 mil 681 hospitalizados, con mil 674 intubados.

También manifestó que la Ciudad de México se mantiene en semáforo rojo durante la próxima semana. Que la Ciudad tiene un total de 35 puntos en los indicadores del Semáforo Epidemiológico de Salud del gobierno federal, lo cual la coloca en el nivel de riesgo máximo.

Informó que el jueves se presentó una anomalía en el escenario proyectado de hospitalizaciones, siendo más alto de lo esperado. Deberán pasar unos días para conocer si es un caso especial o es una tendencia.

Para acabarla, la ocupación hospitalaria general en la CDMX está al 86.31 por ciento, y el Índice de positividad es de 25.2 por ciento.

Como punto relevante apuntó sobre la condonación del impuesto sobre nómina a restauranteros para este mes con la condición de que mantengan los empleos de sus trabajadores: Ni hablar, de que se nos dijo, se nos dijo. Ahora, a aceptar las consecuencias.

😃+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.