Conflicto en Europa del este y malas decisiones del gobierno ya afectan el bolsillo de los mexicanos: Julen Rementería

Por Raúl Macías

La invasión de Rusia a Ucrania ya está teniendo efectos negativos en el sector energético, en el crecimiento económico, en la inflación, en la inversión extranjera y en el sector alimentario, alertó el coordinador de la bancada panista en el Senado, Julen RementerÍa del Puerto.

“Además de la tragedia que provoca una guerra por la muerte y destrucción que genera, el bolsillo de las familias mexicanas seguirá muy golpeado”, lamentó, al tiempo que anticipó una muestra más de la ineficiencia e insensibilidad del gobierno de Morena, quien no tomará medidas efectivas para contrarrestar la situación o al menos minimizar el impacto, como lo ha hecho en anteriores ocasiones.

La guerra en el Este de Europa está generando alzas en los precios del petróleo y gas natural, lo que provocará aumentos generalizadas en los combustibles.

“Un precio alto del petróleo no nos favorece. En enero nuestras exportaciones petroleras fueron por 2 mil 422 millones de dólares, pero las importaciones fueron por 4 ml 600 millones de dólares. ¿Qué va a pasar? Que esos incrementos van a pegar a los costos de transporte, de la generación de electricidad y de las manufacturas, que utilizan en buena parte gas natural”, expuso.

Por ello, dijo, se debe apostar a las energías renovables y hacer a un lado su terquedad por invertir en combustibles fósiles, además de impulsar la inversión, pero este gobierno en lugar de generar incentivos para la inversión privada y la generación de empleos, las ahuyenta, se pelea con empresarios, con inversionistas, cancela proyectos y expropia inversiones.

El senador por Veracruz recordó que antes de la llegada de la pandemia la economía ya venía cayendo provocada por los errores de Morena. Luego, en pleno confinamiento, se negó a apoyar a los micro, pequeños y medianos empresarios para que pudiera subsistir.

El presidente dijo “si tienen que quebrar que quiebren” y los resultados los seguimos padeciendo: cerraron más de un millón de negocios, cayeron en pobreza casi 4 millones de personas y por si no fuera suficiente, empezamos el año con la mayor inflación en los últimos 20 años, lamentó.

Por eso, afirmó, las senadoras y los senadores del PAN seguirán insistiendo que en tiempos de recesión económica se necesita proteger los empleos, apoyar a las familias con un Ingreso Básico Universal, dar prórrogas y facilidades administrativas para que los negocios no quiebren.

“La mejor política para acabar con la pobreza es generando empleos”, concluyó.