Proponen endurecer con 12 años de cárcel el tráfico ilegal de animales

Por Raúl Macías

Ante el incremento en los casos de tráfico ilegal de especies animales, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez propuso endurecer las penalidades porque en la actualidad son muy pequeñas. De tal manera, presentó una iniciativa al Congreso de la Unión que reforma al numeral 420 del Código Penal Federal para incrementar la pena principal de 4 a 12 años de prisión y multas de 43 mil a más de 400 mil pesos.

En la sesión virtual del Congreso de la Ciudad de México aseveró que además se adiciona una agravante para aplicar una pena adicional de hasta de dos años de prisión y hasta mil días multa si al decomisar las especies o animales, estas se encontrarán maltratadas, mutiladas o muertas.

En la exposición de motivos el legislador local consideró que el problema adicional al tráfico de animales es la crueldad y la tortura que sufren a manos de delincuentes, y desgraciadamente éstos alcanzan fianzas risibles y sin prisión, debido a que el Código Penal Federal establece una pena mínima de 1 a 9 años de prisión y de 26 a 43 mil pesos, montos que evidentemente no representan un verdadero castigo.

​Nazario Norberto recordó que en nuestro país, el último cateo fue realizado en Iztapalapa hace aproximadamente tres meses en el que se aseguraron más de 15 mil animales de diferentes especies.

“Son diversas las situaciones y afectaciones que se han desencadenado por esta pandemia originada por el coronavirus en el mundo, y una de estas afectaciones ha repercutido directamente en nuestra flora y fauna, en particular me refiero al tráfico ilegal de especies o animales, un negocio que crece de manera desmesurada en nuestro País”, aseveró.

De acuerdo con datos de la Asociación de Zoológicos Criaderos y Acuarios de México, aumentó a un 660 por ciento el número de especies aseguradas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en 2020. En ese sentido, la iniciativa mundial contra la delincuencia organizada transnacional advirtió que esto se debe al difícil entorno económico causado por la pandemia en el que se han visto envueltas comunidades cercanas a parques nacionales o zonas de refugio animal, cuyos habitantes han tenido que recurrir a la venta de especies como medio para subsistir, por ejemplo, existen comerciantes con sede en China que trafican productos de cuerno de rinoceronte como supuestas «curas» para el Covid-19.

El proyecto de decreto fue turnado a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia para su análisis y dictamen.

😃+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.