Música mexicana prehispánica

Por Música en México

Música mexicana prehispánica
La música precortesiana

Podemos considerar como música precortesiana toda aquella que se desarrolló en México hasta la llegada de los españoles. Sin embargo, escribe Carlos Prieto, “Inaudible para nosotros, ignorada, negada, debatida, mal conocida o falsificada, la música precortesiana dista mucho aún de ser comprendida como lo que es, un hecho histórico”.

En efecto, el problema con que nos enfrentamos al momento de tratar de dimensionarla es que “[…] no existía una escritura musical. Por ello, es difícil tener una idea precisa de la música precortesiana”. Los únicos medios que tenemos para intentar imaginar cómo era esa música son los códices, las pinturas murales y los instrumentos musicales encontrados en las excavaciones, así como los testimonios de los primeros cronistas. Es solamente a través de esos recursos que “podemos vislumbrar que los pueblos autóctonos de México con mayor nivel cultural fueron propietarios de una de las altas culturas musicales de la antigüedad.”

“La música precortesiana dependía de la transmisión oral y, por tanto, nada de ella ha sobrevivido”. No obstante, podemos aventurar que, como generalmente sucede con las tradiciones musicales, el repertorio de la música precortesiana debió contar con la naturaleza, la religión, el amor y la guerra entre sus temas.

Por su parte, los instrumentos musicales del México precortesiano están fabricados con materiales ingeniosos (huesos, caparazones de tortuga, semillas, barro) y una tecnología asombrosa, pudiendo agruparse de forma general en dos conjuntos: los de percusión (“el huehuetl, el tlapanhuéhuetl, el teponaztli y otros”) y los de aliento (“como el atecocolli o caracol marino”), ya que no existían los instrumentos de cuerda.

Dentro del panorama musical de nuestro tiempo, algunos compositores se han interesado por utilizar instrumentos y motivos indígenas (Carlos Chávez en la Sinfonía india y en los ballets Los cuatro soles y El fuego nuevo) o incluso por reconstruir los probables sonidos de la música precortesiana (como es el caso de Jorge Reyes y Antonio Zepeda).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *