¿Justicia o precaución lo de la FGJCDMX?

El pasado 7 de septiembre dio inicio el proceso electoral 2020-2021 en México, y es el momento exacto para utilizar practicas del pasado, y en la Ciudad de México, parece tienen miedo a perder, y pese a que el PRI no representa un peligro para Morena, los guindas le “sacan” que pueda aliarse con el PAN o PRD y de este modo pierdan su mayoría en el Congreso local, así como en las alcaldías que ya gobiernan, mal, por cierto.

Si no es así, entonces cómo se explica, que a cinco días de iniciado el proceso electoral, la titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Rangel, diera a conocer que el proceso contra el ex dirigente del entonces PRI-DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por el presunto delito de trata de personas sigue abierto, ya que hubo diversas irregularidades en las investigaciones del 2014.

Y esta acción de “reabrir” la investigación, no puede entenderse si no fueran tiempos electorales, porque esa carpeta de investigación fue reactivada al poco tiempo de la presente administración, y se dijo actuarían en contra de Gutiérrez de la Torre y la diputada local del tricolor, Sandra Vaca, pero no se hizo nada, sino hasta este momento, cuando el PRI capitalino cambió de dirigencia.

Para muchos eso podría no ser relevante, pero resulta, que Israel Betanzos Cortés, es gente cercana de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y, como sea, le debe el cargo a su sensei y le debe lealtad; pero como al parecer no le encuentran nada a Betanzos, todo parece indicar, que en la FGJCDMX se busca el modo de inmovilizar las acciones del dirigente del PRI capitalino.

¿Cómo es eso? Fácil, si evita aliarse con algún otro partido, corren la suerte de que la carpeta de investigación vuelva a ser archivada, caso contrario, se echaría a andar la maquinaria política y judicial para “hacer justicia”, cuando es claro que se busca negociar las alianzas y evitar que en el Congreso de la Ciudad de México pase a ser mayoría la oposición, porque eso no le sirve a los intereses de Claudia Sheinbaum y Morena.

Es como el caso del gobierno federal, que busca a través de consultas, conocer si el pueblo quiere que se juzgue y, en su caso, encarcele a expresidentes de México que hayan cometido delitos graves, cuando realmente la justicia no está a consulta. Por eso, no, fiscala Ernestina, si va a aplicar la Ley, hágalo, no hay que esperar las “negociaciones” en tiempos electorales o infundir el miedo para que un partido político no juegue limpio en las próximas elecciones intermedias. Al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *