Banner Top

Bienvenidos

Dolor y tristeza

  • Publicado en Nacional
Dolor y tristeza Foto: Especial

Por Raúl Macías García

Habían pasado 2 horas con 14 minutos en que se llevó a cabo el simulacro para recordar a las víctimas del terremoto de 1985; la alerta sísmica sonó levemente a las 11:00 horas. Unos minutos a fuera de oficinas públicas, privadas e inmuebles estuvieron miles de personas.

Se hablaba de "saldo blanco" tras el simulacro; pero de pronto un fuerte movimiento alertó a todos; era la tierra quien hacía presente su fuerza. El miedo se apoderó de niños, jóvenes y adultos; "está temblando" era el grito de gente desesperada y la tierra hacia su trabajo: recordar su fuerza.

Los protocolos de no corro, no grito y no empujo ya no fueron respetados como horas antes en que se realizó el simulacro. El miedo por el movimiento provocó que la población entrara en pánico y saliera literalmente corriendo de sus viviendas cuyas paredes tronaban y eso aumentaba el miedo.

Gente lloraba al ver que inmuebles contiguos a sus viviendas colapsaban. En el interior, bajo toneladas de cemento y fierro estaba enterrado en vida el familiar,  el vecino, o el amigo. Y al dejarse de mover la tierra, la gente convirtió sus manos en palas para retirar tierra y piedras; pero en sus rostros se veía el dolor, la desesperación al escuchar los gritos desgarradores de quienes estaban enterrados bajo los escombros.

Pasaron los segundos y comenzó el caos al suspenderse el servicio en el Metro y otros medios de transporte, y esto se incrementó al dársele salida a los empleados de gobierno y empresas particulares. Ellos tomaron sus vehículos para dirigirse a sus domicilios y las calles se volvieron imposibles de transitar por los transeúntes y automóviles.

CRECE EL DOLOR

Era urgente entonces comunicarse con la familia, saber cómo se encontraban porque había temor al desconocerse lo que ocurría en otros puntos; sobre todo en dónde viven sus familiares. Los celulares fueron sacados de las bolsas de inmediato para hacer una llamada.

 

Sin embargo, las líneas se encontraban en mal estado y la comunicación era imposible. Más dolor ante la incertidumbre por no poderse comunicar. Esto hizo que la gente creara un caos en la calle, pero tras varias horas de angustia comenzó a llegar a la Ciudad de México una tensa calma: pero también existe la zozobra ante lo que puedan traer consigo las réplicas.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

25°C

Ciudad de México

Smoke

Humedad: 54%

Viento: 6.44 km/h

  • 24 Mar 2016 24°C 12°C
  • 25 Mar 2016 27°C 12°C