Bienvenidos

Ausente, una política integral para el campo mexicano: Armando Bartra

Ausente, una política integral para el campo mexicano: Armando Bartra Foto: El León y la Política

Por Esther Alfaro

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador está incumpliendo con la integralidad en las políticas para reencauzar el agro mexicano frente al neoliberalismo, aseguró el doctor Armando Bartra Vergés, profesor la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al participar en la mesa Soberanía alimentaria dentro del foro Diálogo entre gobierno, sociedad civil y academia sobre el suelo de conservación de la Ciudad de México –celebrado en la Unidad Xochimilco– destacó que entre las prioridades de la nueva administración federal se incluye destacadamente la soberanía alimentaria y la regeneración del campo, pero la integralidad de las acciones en el mundo rural sigue siendo asignatura pendiente, pues las instancias oficiales con incumbencia en dicho ámbito marchan descoordinadas.

El doctor Honoris Causa por las universidades Nacional de Córdoba, Argentina, y Autónoma de Guerrero dijo que el desconcierto y la descoordinación inter e intrainstitucionales entre secretarías y subsecretarías fue la norma del viejo régimen, “pero no es aceptable que lo siga siendo en la cuarta transformación, ya que se observa que en la función pública cada quien va a lo suyo y eso es ineficiente pues genera conflictos sociales”.

El autor de más de 30 libros sobre el campo y el campesinado evaluó que antes de las políticas neoliberales y de la firma del Tratado de Libre de Comercio de América del Norte, México era autosuficiente en alimentos, mientras que ahora se importa más de la mitad de lo que se consume.

En noviembre de 2016, el Movimiento de Regeneración Nacional aprobó en su congreso nacional rescatar el campo y al campesinado mexicanos, por su importancia social, cultural y ambiental, estableciendo como ejes prioritarios la soberanía y la autosuficiencia alimentaria.

También anunció la siembra de árboles maderables y frutales para restaurar la ecología y dar empleo, además de que asumió el compromiso de recuperar la actividad pesquera. En suma, se propuso impulsar prácticas agroecológicas para preservar la diversidad biocultural, así como la promoción de insecticidas y fertilizantes orgánicos, la prohibición de las semillas transgénicas y la defensa del maíz mexicano.

En la plataforma de trabajo partidista se aprobó no autorizar proyectos productivos o comerciales que dañen el entorno, tales como el fracking, así como respetar los derechos políticos y sociales para saldar la deuda histórica que se tiene con los pueblos originarios.

El docente del Departamento de Relaciones Sociales de la Unidad Xochimilco recordó que a mediados de 2018, el entonces candidato López Obrador firmó con un centenar de organizaciones campesinas el llamado Plan de Ayala para el siglo XXI. De esos compromisos firmados, el gobierno actual precios de garantía para maíz, frijol, trigo y leche, con la finalidad de dar certeza a los pequeños productores.

“Sobre el entorno natural dañado por un capitalismo rapaz se expresa el rechazo de las semillas transgénicas, la negativa al uso de la fractura hidráulica, al saqueo predador de selvas y bosques, se destaca la cancelación de la explotación aurífera ya autorizada de los Cardones en Baja California y que no se otorgarán más permisos para minas durante su gobierno”.

En el texto del documento se pide un plan integral para el campo –que no tenemos ahora– que incluya la naturaleza, la economía y sociedad como aspectos inseparables del campo, “que no es una rama de la producción o un sector de la sociedad, que difiere de la catalogación de los neoliberales de un campo productivo o improductivo, para aplicar políticas asistenciales o ambientalmente valiosas”.

En el citado documento se dice, “el campo necesita una política unitaria para fomentar la producción, procurar el bienestar y preservar la salud ambiental para que marchen juntos y sean ejes complementarios de un desarrollo rural armónico e integral, pues la integralidad del avance va de la mano de la planeación desde abajo para que no separen economía, sociedad y medio ambiente”.

El especialista se pronunció por erradicar “la planeación balcanizada y desde arriba: no más productivismo privatizador excluyente y predador ni asistencialismo sin sustento económico”.

Puso como ejemplo el café, donde la descoordinación es patente y los errores del gobierno son muy costosos, pues mientras se redujo a menos de la mitad el presupuesto para apoyar a cerca de medio millón de familias de pequeñas plantaciones de montaña que cultivan la variedad arábica (Coffea arabica), se privilegia la siembra de café tipo robusta (Coffea canephora) en beneficio de la empresa Nestlé que se instalará en Veracruz.

“Si hacen los cambios necesarios, los operadores del nuevo gobierno podrán marchar con las partes social y gubernamental de la mano, y sólo en este caso tendremos una cuarta transformación”.

La maestra Tania A. Casaya Rodríguez, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, reconoció la necesidad de la soberanía alimentaria pues en 2015 en el mundo existían 815 millones de personas subalimentadas debido a guerras, problemas sociales y el cambio climático. "El reto, sin duda, es cerrar esa brecha alimentaria ya que en 2020 se deberá alimentar a 9 mil 600 millones de seres humanos".

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

25°C

Ciudad de México

Smoke

Humedad: 54%

Viento: 6.44 km/h

  • 24 Mar 2016 24°C 12°C
  • 25 Mar 2016 27°C 12°C