Bienvenidos

Al Peje ya lo consume el miedo

  • Publicado en columnas
Al Peje ya lo consume el miedo Foto: El León y la Política

•La ridícula injusticia y la mente criminal del Peje-Presidente, ronda en un mundo odioso, en una apropiada crueldad. Sin lástima alguna, es vengativo en contra de quienes no comulgan con él, eso ha quedado demostrado en todos los lares del país, tan solo en su “natal” Tabasco, fue deshonrado: “Bájate, no seas cobarde. Bájate, te faltan huevos”, reclamaba la voz chillona de una mujer 

•Si bien al presidente López se le ve intransigente frente al periodismo, iracundo contra sus detractores u opositores, en su diagnóstico bipolar, padece de una enfermedad síquicamente irreversible que lo hace oscurantista fuera de su jurisdicción, con una arrogante lista de fracasos caucásicos engendrados en la brutalidad que NO lo convierte en mejor persona, sino que tienen determinados rasgos físicos, entre los que destaca el color pálido de su piel y la del führer Adolf Hitler

POR BLAS A. BUENDÍA

Reportero Free Lance

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tras varias décadas de andar cabalgando el enojo social y convirtiéndose en el soberano ícono de la protesta popular en contra de las mafias del poder neoliberal, Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en un Presidente de México espantadizo que lo consume el miedo.

Estableciendo escuela en la protesta callejera para ser maiceado y corrompido por esas mafias, y a pesar de jugarle al peligro desde toda su vida, a raíz de haber matado a su hermano José Ramón de un certero balazo en la cabeza; y luego un retardado hecho por un homicidio que cometió en contra de su amigo José Ángel León Hernández al perder al calor de una trifulca producto de un juego de béisbol, el Peje se ha transformado en una especie de “ave de corral”, atemorizado que alguien llegue y le corte el pescuezo.

Para la sociedad en general que ha sido testigo de su extraordinaria ironía con la famosa frase “me canso, ganso”, pese a que más de 30 millones de personas lo encumbraron en la Presidencia de México so pena ser advertidos de la delicadeza de su destreza política, López Obrador es un cáncer para México.

Su mística de dominio en los cerebros débiles que llama “chairos” o “Peje-Zombis”, lo ha mantenido como un benefactor; su estrategia de caos que mancilla las leyes mexicanas sin respetar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, manifiesta con sus actitudes pueriles su desaseo como político, ubicándolo como un desleal a la Patria, transformándose en un virus que lo hace ver como un presidente de banqueta y pacotilla.

Los ortodoxos consideran que López es un falso profeta, un mercader explotador de la política para torcer los códigos legales que hacen posible, aun, la endeble paz social de la Patria mexicana.

Bajo un eclipsamiento de su pasmosa verborrea disléxica y de aburrimiento que lo conduce a un soliloquio mañanero infundado, las redes sociales están inundadas de memes. 

Si bien un meme no sólo es una imagen, es mucho más que eso..., son de por sí, momazos que ridiculizan a los agentes políticos del poder, traduciéndose en una virtual venganza sicológica como demagogos.

En redes sociales se advierte que el verdadero sentido del meme es atribuido a Richard Dawkins en su libro El Gen Egoísta, en el cual se conceptúa el término “memes” por su relación con la palabra “genes”. 

De acuerdo con el científico, Dawkins precisa que hay hechos que se replican en la cultura de forma masiva, y de ahí la similitud entre lo real y el virtualismo. En los anales de la historia digital, marcan 1976 como el año que surge el concepto “meme”, que es la traducción en una epopeya de ultraje de la élite pudiente.

Más aún, el Ciudadano Presidente no tiene calidad moral alguna para hablar de su famosa “Cartilla Moral” ya que arrastra un negro pasado, incluso un negro pasado que le arrastra todavía un extraordinario cargo de conciencia desde cuando mató a su hermano José Ramón de un certero balazo en la cabeza, así como la muerte que le provocó a su amigo José Ángel León Hernández. 

¿Cuál Cartilla moral? ¿De qué habla el “Señor Presidente”?. Por principio de cuentas, debe aclarar su negro pasado y dejarse de sandeces, toda vez que la sociedad debe ser informada. Gracias a las benditas redes sociales –como las califica el mismo López Obrador-, existe la promoción del libro CRÍMENES OCULTOS DE LOPEZ OBRADOR el cual se podrá adquirir en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Millones de líneas ágatas se han formulado entorno a la carrera del presidente  López, definiéndolo en un troping que en su época caudillista, nunca imaginó llegar donde está ahora, amasar una fortuna políticamente electoral y en consecuencia hacerse multimillonario gracias a que su estrategia de mentiras, le resultó ser muy satisfactorio.

Se ha reiterado que en las pasadas elecciones no ganó López, ganó el resentimiento, la envidia, el fracaso, la decepción, el odio y el oportunismo, pues toda esa gente que “creyó” en el Mesías y/o en el nefasto Caín de Macuspana, ahora se da de topes en la pared y no halla cómo deshacerse del monstruo que le dio vida para destrozar la de millones de sus propios seguidores… Es decir, se enumera resultados patéticos en uno de esos millones de memes..

Te endeudé con otro aeropuerto para beneficiar a mis amigos…

Te mentí repetidas veces para que creas que vives mejor…

Te dejé solo contra la violencia…

Fingí una cacería contra el huachicol que nunca tuvo frutos ni arrestados…

Dividí a tus amigos, familiares y compañeros…

He gastado y despilfarrado mucho dinero como nunca lo había hecho otro partido; y…

En el próximo 2020, te exprimiré cada peso que ganes para comprar votos y aun así me sigas defendiendo como mi fiel mascota.

En respuesta a todo este rosario de incredulidades, un cibernauta remata: “Todo caerá por su propio peso…”

El presidente López desestimó el debido proceso que lo condujo a la Silla Imperial del ahora llamado Cartel de Palacio Nacional, desoyendo lo lamentos y llantos de que el pueblo de México tiene hambre.

Ha hecho trizas, transgredido y desviado el legado juarista: “¡A mis amigos: justicia y gracia; a mis amigos: justicia a secas!”

López a quien en su juventud lo apodaban “El Americano”, ha aplicado -como en las películas de Hollywood-, una nueva modalidad legaloide que es la defensa en manos del justiciero, hecho un Súper Humano. Ha azuzado al pueblo para romper todo esquema legal ante su incapacidad de suministrarle mayor confianza, sino por el contrario, López Obrador llegó para destrozar a toda la República.

Contrario a lo que podría configurarse en una “calumnia”, esos criminales con poderes tienen a su disposición a todo un pueblo como su rehén, estableciendo un  régimen de terror porque a todas horas se registran robos y asesinatos a plena luz del día.

El presidente López, lastimosamente, se ha encargado de que esos súper criminales sigan caminando por nuestras calles y avenidas luciendo su paraguas de impunidad.

Toda la estructura del endeble sistema de legalidad mexicano está en permanente riesgo, y para poder salvar a la Patria, es urgente y necesario que en las elecciones intermedias del 2021, el pueblo le dé un giro de 180 grados a sus preferencias electorales para reencauzar y doblegar al indio macuspano que se ha enriquecido multimillonariamente, él y sus hijos, gracias a la ignorancia de sus gobernados.

Aquí sí aplica el término OCLOCRACIA, cuando la decisión no la toma el pueblo, sino la muchedumbre, lo dijo el filósofo Polibio. Cuando el pueblo es manipulado y decide sin información, es el peor de los sistemas políticos, el último estado de la degradación del poder, o sea, degeneración de la democracia. La OCLOCRACIA se nutre del rencor y la ignorancia.

En medio de esta tendencia, al Peje ya lo consume el miedo, porque observa que, día a día, se aproxima la extinción de su mandato sexenal, y hasta ahora no ha hecho más que el ridículo como presunto “estadista”, el vivo ejemplo de la arrogante ignorancia premiada en la Presidencia de la República.

El mayor peligro que se vislumbra es que un sicópata irritante raye más en su locura, tratar de lanzar su cadena de “esperanzas” inútiles para engatusar filosóficamente a ese pueblo que se ríe de él y al cual llama “pueblo sabio”.

El presidente López ha hecho llorar sangre entre hermanos mexicanos. Su empatía comenzó a disminuirse dramáticamente pese a que soborna a encuestadoras para que “hablen bien de él”. De que es un corruptor, es un súper corrupto, acusan los entendidos.

Es un extraordinario y malvado chayotero cuyas acciones las asimiló a la perfección en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo instituto pese a sus cuadros y principios ideológicos, muchos políticos con sus actitudes han desvirtuaron esa escuela política. Por eso la gente ya no cree en ningún partido político porque todos están cortados por el filo de la misma tijera.

La ridícula injusticia y la mente criminal del Peje-Presidente, ronda en un mundo odioso, en una apropiada crueldad. Sin lástima alguna, es vengativo en contra de quienes no comulgan con él, eso ha quedado demostrado en todos los lares del país, tan solo en su “natal” Tabasco, fue deshonrado: “Bájate, no seas cobarde. Bájate, te faltan huevos”, reclamaba la voz chillona de una mujer.

Proclive a la mentira convincente, el presidente López busca reivindicarse con ese pueblo “noble y sabio” que ya traicionó a través de arrogancias infundadas, con una depresión catatónica, imbécil y arrogante.

Muchos años más tarde a las observaciones de Bleuler, en 1952, la primera clasificación del DSM reconoció la catatonia como una "reacción esquizofrénica, tipo catatónica". En los años 1968 y 1980, las ediciones del ICD y DSM respectivamente, reconocieron la catatonia finalmente como un tipo de esquizofrenia. 

La catatonia es un síndrome neuropsiquiátrico caracterizado por anormalidades motoras, que se presentan en asociación con alteraciones en la consciencia, el afecto y el pensamiento.

Si bien al presidente López se le ve intransigente frente al periodismo, iracundo contra sus detractores u opositores, en su diagnóstico bipolar, remolca una enfermedad síquicamente irreversible que lo hace oscurantista fuera de su jurisdicción, con una soberbia lista de fracasos caucásicos engendrados en la brutalidad que NO lo convierte en mejor persona, sino que tienen determinados rasgos físicos, entre los que destaca el color pálido de su piel y la del führer Adolf Hitler.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

25°C

Ciudad de México

Smoke

Humedad: 54%

Viento: 6.44 km/h

  • 24 Mar 2016 24°C 12°C
  • 25 Mar 2016 27°C 12°C