Bienvenidos

Por su bien pónganse de acuerdo

Por su bien pónganse de acuerdo Foto: El León y la Política

Por Raúl Macías

 

Luego de la tremenda paliza que recibió en las elecciones de julio pasado, el PRI tanto nacional como su filial de la Ciudad de México se preparan para renovar su dirigencia y sus órganos de gobierno, con más voluntad que militantes, luego de que decidieron declarar en cero su padrón, por las multas que podría imponerle el Instituto Electoral.

 

La enorme crisis que enfrenta el Revolucionario Institucional no les permite siquiera comprar los insumos necesarios para una decorosa afiliación, con credencial de por medio que identifique a sus militantes. Decidieron entonces iniciar jornadas de afiliación y refrendo en todo el país, de nueva cuenta con más voluntad que  elementos, materiales y humanos, para esa titánica empresa.

 

Sin embargo, tal condición pareciera no preocupar a muchos porque todos los días surgen candidatos para la dirigencia nacional y la de la ciudad. Para ocupar las oficinas de Insurgentes norte ya están enlistados Ulises Ruiz, Ivone Ortega, Alejandro Moreno Cárdenas -que cuenta con los mayores apoyos-, José Narro Robles y René Juárez Cisneros.

 

Para las oficinas de Puente de Alvarado 53, la lista la encabeza Israel Betanzos Cortes, con reconocida trayectoria en las filas de ese partido y un destacado trabajo durante su paso por la Asamblea Legislativa, que cuenta además con el respaldo de priístas de larga y ejemplar historia y del sector juvenil tricolor. La figura de Betanzos Cortes dejó atrás los estigmas que por años persiguieron a ese grupo que encabeza Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

 

Para esta competencia levantan la mano también personajes que por su poca capacidad de convocatoria, parecen buscar un espacio para negociar alguna posición -según versiones en los corrillos de ese instituto-. En esa lista se encuentra Nallely Ileana Gutiérrez Gijón, que por algunos años buscó desde las filas del grupo de Gutiérrez de la Torre oportunidades para ser palomeada y competir por un cargo de representación popular, como finalmente ocurrió en el año 2003 con su designación como candidata a diputada federal por el distrito 11.

 

Con el propósito de desacreditar a ese grupo, Nallely desplegó una campaña de difusión con magros resultados que sin embargo perturba la tranquilidad de los allegados a Gutiérrez de la Torre. La autoproclamada aspirante a la dirigencia tricolor tiene muy pocas posibilidades de ganar en el proceso interno de ese partido -si continúa con esa mala idea-, porque en el tricolor muy pocos saben de su existencia y de su trabajo, a pesar de haber ocupado la Secretaria de Vinculación de la Sociedad Civil del Comité Ejecutivo Nacional.

 

 

Los priístas emprenden así una nueva etapa de su historia que desde ahora augura el cambio de siglas y la expulsión de personajes que dañaron su imagen, su reputación y sus prerrogativas, colocándolos en el sótano de las preferencias ciudadanas, lugar del que los más conservadores apuestan a que tardará dos sexenios o más en salir.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

25°C

Ciudad de México

Smoke

Humedad: 54%

Viento: 6.44 km/h

  • 24 Mar 2016 24°C 12°C
  • 25 Mar 2016 27°C 12°C